Explicación corta

Lo que pone ahí arriba con el nombre de la página

Explicación larga

Todos tenemos un amigo que es dolorosamente sincero, al que acudimos para que nos de su opinión cuando tenemos dudas sobre emprender un nuevo proyecto o que tomar alguna decisión. Esta fue su reacción cuando le hablé de esta web:

Yo

Mi amigo

Mi Amigo.- Pero… Entonces… ¿Vas a hacer entrevistas?

Yo.- ¿Qué dices? No no, voy a escribir críticas, pero luego el autor puede decir si está de acuerdo o no con la crítica, si le gustaría añadir algo que…

M.A.- ¡Eso es una entrevista, preguntas y respuestas!

Y.- Que no, no hay preguntas, yo escribo mi crítica y luego él si quiere puede añadir lo que quiera, tiene derecho a réplica, en una crítica normal eso no existe.

M.A.- Sí existe, se llama entrevista.

Y.- Y dale, que no son entrevistas, que el autor puede usar la réplica o pasar de mi culo, pero yo escribo igual la crítica, con una entrevista si no te la conceden no escribes nada.

M.A.- Pero si no te hacen la réplica, ya no son críticas con réplica.

Y.- Vaya, eso es verdad, no lo había pensado… Hombre, digo yo que a alguien que le guste lo que escribo de su trabajo si hará algún apunte.    

M.A.- Depende lo que escribas, si por ejemplo dices que un tío dirige pelis peor que un mono ciego, pues no creo que ese director se moleste ni en hacerte la réplica para acordarse de tus muertos.

Y.- ¿Pero por qué voy a perder el tiempo escribiendo sobre cosas que no me gustan?

M.A.- Tú sabrás, es tu blog.

Y.-Me agotas.

M.A.- ¿Entonces va a ser un rollo Bertín Osborne lamiéndole el culo al entrevistado?

Y.- ¡Que no son entrevistas!

M.A.- Pero es ese rollo de peloteo casposo de cómo molas, no, tú molas más, no no tú más, no, tú…

Y.- Ni de coña, voy a escribir sobre cosas que me gustan, pero si de repente me pide el cuerpo poner algo negativo, también lo voy a hacer.

M.A.- Pues ya verás los haters.

Y.- La virgen, la gente le tiene más miedo a los haters que al agujero de la capa de ozono.

M.A.- El agujero no te llama hijoputa.

Y.- Sólo te da cáncer de piel.

M.A.- Eso es en Australia.

Y.- Eso es en todo el mundo.

M.A.- ¿Qué te juegas que es sólo en Australia? Mierda no tengo cobertura.

Y.- Deja el móvil, el nombre está chulo ¿verdad?

M.A.- Es muy largo y suena como a viejo, como a “Cine de Barrio”

Y.- ¡Vete a tomar por culo, no suena a “Cine de Barrio”!

M.A.- Joder que no, si quieres hacerte una marca deberías usar una palabra con gancho, que suene interesante, como… Wallapop, Cucuxumusu, Pepsi.

Y.- Genial, quieres que le llame Pepsi.

M.A.- Pepsi no, pero algo guay.

Y.- Todavía dices guay y pretendes que te haga caso para elegir el nombre del blog.

M.A.- Es que “Críticas con réplica” es muy confuso.

Y.- Claro, porque Wallapop significa venta de segunda mano en suajili y todos lo sabemos.

M.A.- Yo pondría una explicación por si acaso. ¿Pero esto de los blogs no está ya un poco muerto?

Y.- No, yo sigo muchos.

M.A.- ¿Pero la gente normal lee blogs?

Y.- ¿La gente normal? ¿Y yo qué soy un mutante?

M.A.- Venga, ya me entiendes.

Y.- Me da igual lo que haga la gente, me apetece escribir sobre las cosas que me gustan y punto, aunque no me lea ni dios.

M.A.- ¡Brindo por ello, esa es la actitud!

Y.- Tú me darás algún me gusta y esas cosas ¿No?

M.A.- ¿Paso de las cosas frikis que me recomiendas y pretendes que me lea críticas de esas mismas cosas? Anda pide otra ronda, bloguero.

Y.- Ten amigos para esto.

M.A.- Pues ya verás los haters.